¿Cómo conseguir unión emocional con tu persona adolescente?.

Los 3 tipos de vínculo o nexos de conexión. 

Hay estudios experimentales que demuestran que el vínculo o nexo de únión que desarrolla una persona está relacionado con la manera que los padres y madres le tratan. 

 

Hay tres pautas principales sobre el vínculo: (teniendo en cuenta que esto queda registrado en la primera infancia.). 

  1. Vínculo seguro: la persona adolescente confía que sus padres serán accesibles, sensibles y colaboradores si se encuentra en una situación adversa o amenazadora. En situaciones de angustia, la figura del vínculo le da seguridad. Hará buenas relaciones con desconocidos. Confía en la vida. 

¿Cómo actúan los padres?: transmitiendo seguridad, confianza, son sensibles a las necesidades. Se muestran próximos y expresan afecto con frecuencia. No son intrusivos, tienen respuestas congruentes y hablan positivamente de sus hijos. 

  1. Vínculo ansioso o ambivalente: La persona preadolescente se siente insegura de si su progenitor será accesible o sensible, sí le ayudará cuando lo necesite. A causa de esta incertidumbre, siempre tiene tendencia a la separación ansiosa, a enfadarse y se muestra ansioso ante la exploración del mundo. 

¿Cómo actúan los padres?: Se muestran sensibles y cálidos en ocasiones e indiferentes en otras. Establecen un mayor distanciamiento físico. No interpretan adecuadamente las necesidades, ni las demandas de su persona adolescente. No saben transmitir seguridad ni protección. 

  1. Vínculo ansioso evitativo: La persona adolescente no confía en que cuando busque ayuda recibirá una respuesta servicial, sino que al contrario, espera ser ignorada. No se mostrará afectada por la ausencia de vínculo, por lo que se mostrará distante para evitar el rechazo. Las relaciones con otras personas le generan inseguridad. Esto le hace vivir la vida sin el amor y el soporte de las otras personas. Con el tiempo querrá ser autosuficiente, dando la impresión de independencia y puede mostrarse narcisista. 

¿Cómo actúan los padres?: Manifiesta conductas de rechazo y cólera. Tienen poco contacto físico. Muestran una constante negativa a las conductas de la persona adolescente. No expresan afecto de forma adecuada, aunque a veces, utilizan la sobreprotección. Pueden infringir maltrato. 

 

Las pautas del vínculo son aprendidas por repetición, y las aprendemos durante los primeros años de vida por lo que si nos damos cuenta del vínculo que tenemos actualmente podemos cambiar las conductas y las pautas, y por consiguiente podrás sanar el vínculo. 

Nunca es tarde para tener una adolescencia feliz. 


¿Qué tipo de vínculo tienes con tu hijo/a adolescente?. Me encantará recibir tu respuesta para conocer un poco más de ti, y ver cómo te puedo servir mejor.

Te puedo ayudar a sanar el vínculo mediante las mentorías para padres y madres, un proceso intensivo y de corto plazo para acompañar la etapa adolescente de tu hijo/a cómo se merece y hacer de este momento vital una etapa memorable para toda la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *